El reino Hachemita de Jordania ocupa un territorio cuya historia (de unos 9.000 años) quizá sea la más antigua del mundo. Encrucijada de culturas y caminos por los que discurrían las rutas comerciales más ricas y de más trascendencia para Occidente. Este contacto con otros pueblos, han hecho que el pueblo Jordano sea un pueblo amistoso y abierto, haciendo sentir al visitante su grata hospitalidad y buena acogida.
AMMAN: capital de Jordania, conocida en la antigüedad como "Rabbath Ammon", sede de la tribu de los ammonitas, es una ciudad rica en contrastes, donde se mezcla lo antiguo y lo moderno.
JERASH: antigua ciudad grecorromana, a una hora de Ammán, es considerada como la mejor conservada y más completa ciudad de la "Decápolis'' confederación de diez ciudades romanas del primer siglo antes de Cristo, distribuidas entre el norte de Jordania, Siria y Palestina.
MADABA: antigua ciudad moabita de Medeba, mencionada en la Biblia, alcanzó su máximo esplendor en los siglos II y V de la Era Cristiana y hoy se pueden admirar los magníficos mosaicos de esas épocas.
PETRA: es la atracción más famosa de Jordania, situada a 262 kms al sur de Ammán. Hace más de 2000 años Petra sirvió como refugio temporal a los árabes nabateos, nómadas beduinos que procedían del norte de Arabia y que crearon Petra como una ciudad fortificada partiendo de unas pocas cuevas en la roca. El visitante  puede alcanzar la ciudad caminando o a caballo a través de "Siq", y imponente grieta en la roca, descubriendo al final del desfiladero el ' "Khazneh" (Tesoro), uno de los vestigios arquitectónicos más suntuosos de la antigüedad

AQABA: situada al sur del país, en las orillas del Mar Rojo es un centro turístico donde se puede practicar gran variedad de deporte náuticos, incluyendo el buceo y submarinismo, pero sin olvidar lugares de interés histórico como Ayla, fuerte construido en el siglo XVI por el sultán mameluco Qansau Al-Ghauri.

MAR MUERTO: lugar único en su género está rodeado por un paisaje que se diría de otro planeta. Situado a 400 m. por debajo del nivel del mar, como su nombre indica carece de vida por el alto contenido de sales y minerales, que dan a las aguas sus poderes curativos, apreciados desde Herodes el Grande.

   VOLVER  A PÁGINA PRINCIPAL

alt

Jerash 

    
Jerash, llamada Gerasa en tiempos antiguos, esta situada muy cerca de Amman en un hermoso valle verde en la tierra bíblica de Galaad. Es una ciudad Greco-Romana , quizás la mejor conservada del Imperio Romano, recuerda Effeso, Pompeya.


La ciudad romana de Jerash, preservada hermosamente, a 50 Km. al norte de Amman es la segunda mayor atracción turística de Jordania después de Petra. Aquí se ve hacia el norte desde el foro oval hacia la calle columnada que es el eje principal de Jerash.

 El teatro al sur de Jerash, construido en el primer siglo a.c, no lejos del foro oval, podía acomodar 5000 espectadores.

volver arriba           VOLVER  A PÁGINA PRINCIPAL

alt

Amman es una de las ciudades más antiguas, es la capital del Reino Hachemita esta construida sobre siete colinas, tubo distintos nombres, por el 1.200 años a.C se llamó Rabbath Ammon, mas tarde hacia el 250 a.C Philadelphus, por el año 30 a.C. fue conquistada por el Rey Herodes y pasó a ser una de las 10 ciudades Greco-Romanas del primer siglo antes de Cristo.

 

 

 

  volver arriba                            VOLVER  A PÁGINA PRINCIPAL

  alt

Petra

La bíblica Sela, antigua capital de los Nabateos (siglo IV a. C.), esculpida en el interior de un macizo rocoso de color rosa, está totalmente protegida y sólo es accesible a través de un estrecho desfiladero de un kilómetro de largo conocido como "el Siq".

La ciudad rosada, es una de las ciudades más bellas de oriente. Fue utilizada como refugio de los árabes Nabateos, nómadas beduinos procedentes del norte de Arabia, es una ciudad fortificada de hace mas de 2.000 años, es impresionante atravesar un kilómetro por un canal similar a los cañones de erosión que el agua produce y a trabes de cientos de años en la roca y el resultado es una inmensa grieta en la arenisca de la montaña de una profundidad de más de 40 m.

A medida que uno se va acercando al final de la referida grieta ya se va vislumbrando a través de la ranura la colosal fachada de la ruina de Khazneh (El Tesoro). Uno de los restos más suntuosos de la antigüedad tallados en la roca de la montaña, cuyas dimensiones son: 43 m. de alto por 28 m. de ancho y la excavación interior es un cubo de 20 m. de arista.

A partir de aquí se inicia la visita de esta monumental ciudad que nos va sorprendiendo a medida que vamos avanzando por entre dos montañas que a medida que se van separando forman un valle, desde el que se pueden admirar los edificios sucesivos tallados en la roca de las dos laderas y en toda su extensión y entre ellas destacan: El Teatro Romano, Las Tumbas Reales, El Sumo Altar de los Sacrificios, El Monasterio, El Qasr el-Bint. Algunos de ellos están en la parte alta de las laderas, y es necesario subir 700 ó 1000 peldaños y mucho esfuerzo para verlo, además de los indicados hay otra serie de : cámaras funerarias, depósitos y conductos de agua, baños, escaleras, salas de culto, mercados, edificios públicos, calles empedradas, etc. A lo lejos y en la cima de una montaña cercana se podía ver un edificio pintado de blanco y nos indicaron que era la tumba de Aarón.

  Petra es el mayor reclamo turístico, aumentado tras servir de escenario a Spielberg, y está poblada por aventureros endomingados, émulos de Indiana Jones. El gran valle cerrado de Petra fue la matriz de la que surgió la cultura de los nabateos (recolectores de agua). Tierra de promisión para los caravaneros que llegaban tras largas jornadas de sed recorriendo las rutas de la seda, el sándalo o el oro.

La ciudad rosada coquetea con el sol, cambiando de color al son del astro rey. Situado a 250 kilómetros de Amán y a 125 de Akaba,  Siq es el desfiladero por el que se accede a la ciudad.

Entrar a Siq es como penetrar en el vientre de la historia y la leyenda, es el conducto seminal que permitió a los nabateos fecundar las secas tierras del sur de Jordania. Aquí plantaban sus jaimas, en un decorado de construcciones fabulosas que dan formas fantásticas a las montañas. Los arquitectos nabateos convirtieron en reales unas tumbas imaginarias, creadas como una puerta material entre la vida terrena y la celestial. El sepulcro de Aarón, hermano de Moisés, domina en su soledad el caprichoso entrelazado urbano que convierte los sueños febriles del desierto en húmedos rincones del paraíso.

 Este estrecho pasadizo llamado "Siq" a lo largo de el yacimiento seco de la cañada de una montaña lleva a un valle secreto donde los nabateos construyeron su capital en el siglo III AC en los caminos de las rutas de comercio del Golfo Pérsico y el Mar Rojo a Gaza en el Mediterráneo.

 

Los nabateos eran un pueblo árabe, pero su escultura y arquitectura fue fuertemente influenciada tanto por los griegos como por los persas. El próspero reino nabateo, extendido desde Damasco a Aqaba cuando cayó a los romanos en el año 106 AC. Aquí se encuentran las ruinas de un anfiteatro que podía acomodar 3000 espectadores

 

 

 

El fino grabado en la fachada de este templo indica la opulencia y sofisticación desarrollaba por los Nabateos en su ciudad secreta de Petra.

 

 

 

 

 

 

Una calle pavimentada de manera romana en la antigua Petra.

 

 

 

volver arriba

  VOLVER  A PÁGINA PRINCIPAL

alt